tatuajes-cuidados

CUIDADOS DEL TATUAJE. Información básica.

Elegir un buen estudio, el tatuador adecuado y un diseño del que estar orgulloso para el resto de la vida es sumamente importante. Cómo cuidar ese tatuaje después es igual o mas importante incluso, ya que el proceso de curación garantiza el resultado. Por eso ponemos a tu disposición esta entrada en la que explicamos los cuidados del tatuaje, desde su realización a su completa cicatrización.

cuidados-del-tatuaje
CUIDADOS DEL TATUAJE

Al acabar el tatuaje, el tatuador extenderá una pequeña capa de vaselina y cubrirá la zona con un plástico protector. Su función es proteger el tatuaje de la suciedad ambiental y posibles bacterias en su momento mas vulnerable.

Retira el plástico en un máximo de 12 horas. Una vez lo retires apreciarás que el tatuaje está cubierto por una especie de baba formada por restos de tinta, sangre y sustancias que el propio cuerpo segrega para la protección de la zona, es normal.

El plástico no lo pondremos mas.

Los 3 primeros días lavar el tatuaje con agua y jabón (preferiblemente neutro y sin perfumes). El agua tibia ayuda a que los poros se abran para una mayor limpieza de la zona y ayuda a reducir la hinchazón.

Frotar bien con las manos, nunca esponjas ni similar, hasta que la zona esté completamente limpia.

Secar bien con papel (papel de cocina o servilletas), es más higiénico que las toallas.

Dejar el tatuaje unos minutos al aire para que acabe de secarse y aplicar una pequeña cantidad de pomada protectora, que extenderemos masajeando la zona hasta que se absorba. Es importante que sea muy poca cantidad de pomada, ya que el exceso de crema sobre-hidrata la zona y puede provocar picores, rojeces y pequeños granitos muy desagradables.

Repetir este proceso (lavar, secar y crema) 3 o 4 veces al día.

A partir del 3º día el tatuaje empezará a pelar, por lo que a la hora de lavarlo y aplicar la crema hay que tener un poco mas de cuidado para no arrancar pieles ni costras; tienen que caer por si mismas.

Seguir aplicando la crema hasta que el tatuaje esté completamente pelado. Después se podrá aplicar una crema hidratante corriente o seguir aplicando la crema para tatuajes pero en menor cantidad; una o dos veces al día es suficiente.

RECOMENDACIONES

Evitar cubrir el tatuaje con apósitos, vendas, lana, franela o tejidos sintéticos. También evitar la ropa ceñida ya que con el roce puede irritar la zona.

Ropa holgada y de algodón es lo ideal; el tatuaje debe respirar para su correcta curación.

Evitar playa, piscinas, spa, jacuzzi, saunas, … ya que la sal o el cloro pueden quemar la zona tatuada, además de que el riesgo de infección es muy alto.

Evitar el sol directo. Una prenda de algodón que proteja la zona de los rayos del sol es esencial si no se puede evitar estar completamente expuesto e él.

El ejercicio físico tampoco se recomienda durante la primera semana.

El proceso de curación puede durar de 10 a 15 días. Después, tardará unos meses en acabar de asentarse en la zona y regenerarse completamente.

Cualquier duda que surja respecto a estos cuidados del tatuaje es importante preguntársela al tatuador que realizó el tatuaje. Son expertos en su trabajo y saben como actuar en cada caso que se pueda dar.

Para cualquier consulta no dudéis en contactar con nosotros. También en nuestras página de Facebook e Instagram .

Esperamos que os sirva de ayuda y os haya aclarado el proceso a seguir.

¡Sólo queda disfrutar de nuestro tatuaje para siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba